“El hábito es al principio ligero como una tela de araña,

pero bien pronto se convierte en un sólido cable”.

Proverbio hebreo.

 

Este San Juan os promovemos quemar un mal hábito, de verdad….literal :-D, lo escribes y lo quemas con el fuego mágico de la noche más larga del año y sí… ¡no te estreses!, también puedes quemarlo mentalmente sino tienes acceso a un fuego controlado, ¡no queremos sustos!

Un mal hábito es una mala costumbre sea emocional, relacional o conductual. Algunos de los malos hábitos que realizamos las personas son muy evidentes: fumar, no practicar nada de ejercicio,  no dedicarnos tiempo, etc.

Pero hay hábitos de funcionamiento cognitivo y emocional, de los que primero, hemos de ser conscientes para cambiarlos y que forman parte de nuestro diálogo interno,  ¿Te quieres? ¿Cómo te lo demuestras? ¿Te escuchas? ¿Cuál es tu dialogo interno “vaso medio lleno” o “vaso medio vacío”? ¿Te atribuyes la responsabilidad de todo lo que sale mal o tienes tendencia a poner todas las responsabilidades y culpas en los demás?

En éstas respuestas hay hábitos que cambiar, quemar, dejar atrás y ponerse las pilas porque nos restan energías y producen desgaste y  sencillamente no nos hacen sentir felices.

Estamos en la era de la psicología de la salud, el coaching, el mindfulness y un sinfín de palabras geniales que nos recuerdan que CAMBIAR ES POSSIBLE, MEJORAR ES POSSIBLE, y….que ya tardas!

En el post de hoy  ¡te animamos  a #QuemaunMalhabito  ya! ¡Inspírate y utiliza nuestro hashtag,  etiquétanos @psilomedinsitu y  comparte “qué” deseas quemar esta noche mágica!

Feliz noche mágica de san juan! 😉